Como el término “switch audiófilo” es demasiado impreciso, voy a resumir su definición en su función principal, que es eliminar errores en la base de tiempo de la información que pasan por ellos… llevan a cabo esta tarea, generalmente, por medio de dos procedimientos: “reclockeando” la señal y proporcionando aislación galvánica entre los dispositivos conectados a ellos.

Algunos switches hace una cosa, otros la otra, algunos hacen ambas. En todos los casos lo hacen con mayor o menor eficacia, dependiendo de tecnologías y recursos implementados, pero en términos generales son las dos cosas que hay para hacer. Corrección en tiempo y silencio digital.

Todos los problemas en el audio digital son acerca de corrección en tiempo y silencio digital.

Con respecto a éste último término, el silencio digital, me gustaría ensayar algo que pueda usarse como definición de su opuesto… me refiero al “ruido digital” que, a diferencia de los ruidos eléctricos o mecánicos, tal el caso del zumbido (ruido eléctrico) o el rumble (ruido mecánico), se percibe en forma indirecta, en la medida que afecta procesos y como consecuencia de esa afectación genera diferencias en el sonido resultante.

Lo entiendo como “ruido” porque una de las definiciones de ruido es “interferencia que afecta a un proceso de comunicación”, en este caso lo hace fundamentalmente alterando la base de tiempo en una lectura digital.

Toda transmisión de datos es pasible de ser interferida y afectada… cuando esas alteraciones se producen en la transmisión de un archivo de texto, por ejemplo, el proceso tiene modos de corregir ese problema (detección de errores por checksum, reenvío de paquetes, etc)…

A mi entender, la transferencia de archivos de audio se diferencia del caso anterior en el hecho de que aparece una variable esencial para la calidad resultante… en audio, la variable de la estabilidad de la base de tiempo sobre la cual se efectúa esa lectura es crítica... cada demora, cada envío y reenvío, cada recuperación de búfer, cada conflicto de clocking, por menor que sea aporta lo suyo al problema.

Con respecto a esto último me parece importante recalcar algo que, a mi criterio, genera muchos malos entendidos, y es que a diferencia del mundo informático en el cual los sistemas previstos de corrección de errores funcionan perfectamente bien, en audio, esos sistemas suelen generar sus propios problemas en la base de tiempo, demoras, reenvío de paquetes, buferización, etc… con lo cual volvemos al punto de partida: la aparición de jitter.

A modo de ejemplo

Voy a utilizar de ejemplo el AQVOX AQ-SWITCH V1 Audiophile High-End Network Switch audio LAN isolator; y voy a hacerlo porque de todos los switchs audiófilos que probé, es el único que en mi parecer proporciona un beneficio integral (en cuanto a reclocking y aislación galvánica) a un razonable precio de €398. De paso, y ya que estamos en el tema, comentaré mi parecer sobre su performance

AQVOX declara que este dispositivo lleva a cabo las siguientes tareas:

No es perfecto pero pone claramente la pelota en la cancha. Digo que no es perfecto porque la misma AQVOX propone una versión superadora la Special Edition (€ 798) la que, de acuerdo a su descripción, y aclarando que "la calidad del sonido o la mejora de sonido esperada no pueden juzgarse simplemente por características o componentes especiales" (lo que sea que se haya querido decir con esto), proporciona las siguientes ventajas adicionales:

Acerca del "body donor"

A este respecto AQVOX aclara “No utilizamos el switch D-Link como base porque suene mejor que otros switches. El D-Link suena tan mal como otros modelos genéricos. Usamos este modelo de D-Link porque nuestras modificaciones son especialmente fáciles de implementar en él”.

Resultado

El sonido resultante es definitivamente más agradable y musical que con un switch estándar. Desaparecen asperezas y "filos" por igual. No es de ningún modo una panacea, pero sí un importante paso en el sentido correcto.

Lo que sigue es de particular importancia para quien decida invertir en uno de estos dispositivos.

El fabricante aclara que “La fuente de alimentación incluida se adapta de manera óptima a este switch high-end. Otras fuentes de alimentación supuestamente mejores, incluida la fuente de alimentación de bajo ruido AQVOX, tienen un efecto negativo en el sonido”. También especifica que la pata del wallwart que tiene adherida la etiqueta con el logo de la marca debe conectarse al vivo de línea para su mejor funcionamiento.

En las pruebas efectuadas al respecto se verificó que enchufado del modo sugerido, en lugar de hacerlo del modo opuesto, resulta en un leve pero claro incremento en la calidad del sonido resultante.

Más allá de esto, es importante puntualizar que el efecto es importantemente más pronunciado si se remplaza la fuente de alimentación provista por una buena fuente lineal o una batería adecuada.

Al alimentarlo con una batería de iones de litio, la calidad de sonido resultante fue muy superior al obtenido alimentándolo con la fuente incluida, en cualquiera de sus modos de conexión.

Pruebas posteriores efectuadas con una fuente lineal Allo Shanti arrojaron resultados similares a los obtenidos con la batería de iones de litio.

Accesoriamente, y en determinadas circinstancias, el agregado de aisladores galvánicos en puertos específicos puede llevar el nivel de silencio un paso más adelante aún.

E.C.

www.audioperformance.com.ar