En esta edición del Show de Sao hubo de todo e interesante, como siempre. Y, como siempre, más allá de tecnologías y productos, la cordialidad de los organizadores fue la constante permanente; encarnada en la entrañable persona que es Victor Mirol, se destacó muy por encima del cansancio inevitable que significa organizar un show de esta envergadura.
Es realmente increíble que un evento como éste sea posible en Sudamérica. Audio High-End, Home-Theater, Hi-Fi, Audio Car, Video… hubo de todo y para todos. Y en cada rubro hubo elementos de excelencia; baste con ver, aunque sea de refilón, la foto del autito del sector de Audio Car.
Ya de lleno en lo que nos ocupa, los LCD de Aquos nos impresionaron una vez más con una calidad de imagen extraordinaria, si bien este año mostraron una novedad: pantalla ultra delgada. Algo así como “¿Profundidad? ¿Qué profundidad?”.
Por su parte, Samsung prefirió apostar a la alianza con Armani con quien presentó un diseño en conjunto. Estamos en condiciones de afirmar, categóricamente, que el gabinete fue diseñado por Armani y la electrónica por Samsung... y que no fue al revés. Si bien en términos generales, el Blu Ray y el Full HD fueron las estrellas indiscutidas del sector “consumer”, en el sector audio High End, en una de las salas más importantes, y a un precio de US$ 25.000, el Mágico V3 fue uno de las cajas más comentados del Show.
Se lo escuchó acompañado del amplificador integrado Emiter 2 y el CD Ema Labs. Una curiosidad en este setup es la alimentación por set de baterías, algo claramente extremo en términos de filtrado de tensión de alimentación. Una de las curiosidades de este bafle es el tweeter. Se trata de un ring tweeter de la línea Revelator de ScanSpeak. Este tipo de tweeter parece ser la tendencia mundial en alta gama.
EL modelo 121 Compact de MBL, ese bafle que parece un 101 cortado por la mitad y encarna las virtudes de la marca con increíble talento, sonó con electrónica MBL y Parasound. Disfrutable.
En otra tónica, con un sonido muy británico, las cajas de Harbeth asociadas a electrónica McIntosh entregaron un sonido muy agradable y casi vintage. Innegablemente las válvulas hacen lo suyo.
En una escala reducida en tamaño de sonido, pero no en calidad, el sistema compuesto por cajas activas Dynaudio BM 5A y CD Player Cambridge aúna dos cualidades que suelen arrojar un resultado muy interesante cuando se dan juntas: alta calidad de componentes y criterio minimalista.
Con un sonido ya más elaborado, un aspecto muy “Proac” y fabricado en Sao Paulo, el sistema de Sunrise Lab logra una atinada mezcla de musicalidad y detalle.
Morel… ¡Qué feos! Si, esas pequeñas heladeras son cajas acústicas. A diferencia del VW escarabajo, del cual siempre se dijo que era feo —lo que no es cierto—, pero que andaba muy bien; esta caja cumple perfectamente la primera condición, pero ni noticias de la segunda.
Poniéndonos más serios —la calidad lo exige— Sonus Faber y Audio Research se toman de la mano en un “pas de deux” extremadamente correcto y cordial.
En el rubro cine fantástico tenemos el curioso “Retorno de los Aisladores de Cerámica”, un clásico que hace mucho tiempo no se veía por las salas de audio hogareñas. Chistes aparte, son realmente efectivos, claro que debería usarse un aislador para cada cable y no montar los dos polos en un solo aislador como se ve en la foto.
Audiopax.. Audiopax.. Audiopax… Ya en el 2003 nos impresionó por su velocidad, transparencia y, sobre todo, por su “timbre ajustable” (http://www.audioperformance.com.ar/5/expo-sao-2k3/index.htm) y esta vez no hubo sorpresas en este aspecto. Un sistema fiel a sí mismo. Muy bien acompañado por electrónica de Wadia.
La nueva línea de Krell, la Evolution, sonó más que dinámica acompañada por las cajas Duette de Wilson Audio en una demo con una excelente selección musical, tanto en grabación como en interpretación, a cargo del Sr. Martín Ferrari. Impecable.
Plinius nos tiene totalmente seducidos desde hace muchos años… 1994.. o 1997? Siempre hace lo que se espera de él: suena muy bien. Veloz, transparente y dinámico, en este caso asociado con las excepcionales cajas Dynaudio Sapphire 30 Aniversario la combinación resultó en puro placer. Las Sapphire 30 tienen algo más que una apariencia Avalon, tiene algo de su sonido también, sin renunciar para nada a la excelencia tímbrica de su marca. Como único inconveniente, y relativo si se tienen los cuidados del caso, parecen ser muy exigentes en cuanto a la electrónica y conectividad asociadas.
En resumen, como es habitual en las expos organizadas por la revista “Audio e Video” de Sao Paulo, el nivel de excelencia de la muestra excede todo lo visto en América Latina y nos deja siempre con la sensación de que es posible hacer las cosas muy bien cuando se pone mucho pulmón y mucha gana.

F.T. / E.C.

www.audioperformance.com.ar