segunda parte

de cómo los parlantes y un indivíduo

establecen el tema de discusión

sobre las fotos

Los parlantes van desde las Totem Arro  a los Avant Garde Trio, el individuo es Tim de Paravicini.

Así de simple y de escueto. Lo más contundente del show.

Avalon, con sus Symbol, y Totem, con sus Arro, marcan un atendencia que, además de muy interesante, resuelve muchos problemas y suena muy bien.

Podría decirse que los Symbol son el concepto básico del Arro llevado a su máxima expresión, pero esto sería muy injusto para los Arro. 

Avant Garde resulta el dueño de la presión acústica a bajo precio de  distorsión con sus increíbles Trio

El gran ausente fué mbl, ese gigante del buen timbre

Tannoy, y su "todavía estoy" o "El rey ha muerto, viva el rey"; su sonido actual retiene mucho del modo Tannoy pero ha perdido la convicción de antaño. ¿Será falta de desarrollo o que ya no está de moda?

QUAD evoluciona sobre el concepto de las ESL 63 tratando de llevarlas a su máxima exprersión. Lo logra a medias.

Y Tim de Paravicini, en renglón aparte,  demostrando que cuando los conceptos son claros, hay mil modos de acceder a la excelencia. En este caso, el modo es estado sólido. El resultado, la excelencia de siempre. O un poco más?

El Arro es básicamente un gran logro.

Y es un logro sin estrépitos, quiero decir que no basa sus virtudes en haber descubierto la raiz cúbica de una formula ancestral recuperada de la noche de los tiempos o en haber finalmente desentrañado la cuadratura del círculo. No. Todas sus virtudes, que son muchas, se apoyan en una sola gema, y de las más raras: el sentido común.

Sus principales virtudes son limpieza y foco

Hace todo lo demás bien y lo hace a un precio muy razonable.

Por supuesto le falta la primera octava, pero eso es inevitable en este tipo de baffles.

Como ventaja accesoria, no necesita stand ya que es del tipo "floorstanding" y su planta es practicamente la mínima posible.

Es un producto inteligente, de muy buen sonido y excelente relación calidad precio.

Es un Totem.

A no engañarse por su aspecto y tamaño, el Symbol es todo un Avalon

En la entrega anterior hablamos de este bafle excepcional.

Suena "grande", la orientación angulada de su tweeter evita el "beaming" prácticamente desde cualquier ángulo y favorece esta sensación de sonar por encima de su tamaño.

Sin embargo, esto no impide que presente un magnífico foco y un "soundstage"  más que interesante.

Muy baja distorsión, buen timbre, dinámica.

Un producto muy convincente.

Y para ser un Avalon, no es caro, pero esto ya lo había dicho.

 

Después de tanto esperar, uno se queda con las ganas frente a esta nueva versión de un clásico.

Es que QUAD nos tiene a costumbrados a esperar por productos que quitan el aliento, siempre fué así.

En este caso no.

Hasta  el aspecto es casi el mismo

De las ESL 988 esperaba, más... no se. Suenan mejor, sin duda, pero... los cambios están más en los elementos utilizados (hi-end grade) que en el diseño mismo. Se tiene la sensación de estar frente a una ESL 63 muy twikeada.

Pero claro, no mucho se puede mejorar cuando el producto original es un ESL 63

Las ESL 989 (foto) es otra cosa, tiene más rango de respuesta en frecuencia, llega claramente más abajo.

Suenan mucho más grandes y "espaciosa" aún que  las 988/63, y tienen también más slam.

La coherencia y el timbre? no estoy tan seguro..

Creo que elegiria las 988 con sub...

Presión dinámica.

Presión dinámica.

Presión dinámica.

Sensibilidad es la clave.. siempre. O bien usinas acopladas a cientos de parlantes... con la consiguiente pérdida de calidad.

Entonces: sensibilidad. El Trio tiene más de 107 dB de sensibilidad. Eso está muy bien.

Suena... mejor.

Holger Fromme, su padre,  es un entusiasta y un idealista; pero idealismo con un apetito de excelencia y un alcance artístico pocas veces visto.

El Trio refleja todo esto. Su sonido es vibrante, limpio, dinámico, emotivo. Busca, y a veces alcanza, la perfección desde un ángulo inusitado: el de una impresionante dinámica.

Desde muchos puntos de vista puede decirse que este Show estuvo signado por personas y personalidades.

Ninguna persona o personalidad asistente al show tuvo el caracter mítico y controversial que detenta Tim de Paravicini.

Polémico, apasionado,  conocedor de cada aspecto de lo que razona y expone. Escondedor a veces, dando la impresión de nunca dice todo lo que sabe, como sugiriendo "si realmente entendés de lo que estamos hablando , no hacen falta mayores explicaciones" quizá para dejar puertas abiertas a la argumentación, quizá para no revelar su próximo paso o sus "porqué" más interesantes o más sencillos.

Fascinante.

El dedo del creador señalando la creatura. La foto salió de casualidad. Yo intentaba tomar sólo el equipo cuando la mano se cruzó. Hasta lo lamenté en un principio. De hecho saqué una foto nueva. Pero bueno...

El Paravicini 312 de EAR/Yoshino Ltd. es todo un tema en si mismo.

Si bien Tim reconoce que a la hora de elegir su corazón está en los "tubes", lo cierto es que ha estado diseñando sistemas de estado sólido tanto tiempo como sistemas valvulares.

Durante todo ese tiempo sostuvo, ante quien quisiera escucharlo, que los defectos normalmente asociados al llamado "sonido de estado sólido" son inherentes a fallas de diseño y nada tienen que ver con el estado sólido en si mismo.

La prueba de esto es el Paravicini 312. Un preamplificador de estado sólido que suena como... como debe ser.

Todas las fotos tienen link a su versión tamaño completo. No las he reducido a un tamaño "pantalla" porque seguramente más de uno querrá ver éste detalle o aquel.

Para ellos son estas fotos tamaño sábana, y si alguno encuentra en ellas algo que le parezca insólito o simplemente interesante, estaré encantado de recibir su comentario.

Además es bueno recordar que se puede disponer de mayor superficie de pantalla haciendo click sobre la foto chica con el botón derecho del mouse y seleccionando la opción abrir vínculo en ventana nueva.

www.audioperformance.com.ar